Proyecto Chavita 6: Noticias urgentes

Lo dicho: la realidad es una cosa siempre indeseable. Malamente, cedí a la tentación de preguntarle a la cajera si ella conoce la historia de Chavita. Me limito a registrar las siguientes informaciones:
1.- Era un hombre muy rico. Llegó la ruina, la mujer y los hijos lo corrieron.
2.- Todo parece indicar que es, en efecto, contador.
3.- Está enfermo de un pie. Muy enfermo, parece. Y se niega a atenderse.
4.- El domicilio que da es el del café.
Estos datos, desde luego, espesan más las tinieblas en torno a las improbables explicaciones que haya respecto a su condición actual. Dudo mucho que me anime a volver a preguntar nada. Imprimir esto

2 comentarios:

Kurt C. dijo...
1 de marzo de 2008, 22:52

Todo se puede, respira profundo y no tengas bocanadas de humo en tí.

Anónimo dijo...
3 de marzo de 2008, 8:20

Es cierto. Es más ilustrador lo que percibes que lo que te han contado.