Cuánta cosa

Como hoy, jueves, ya la Feria vuelve a estar abierta para todo el mundo desde la mañana, el ajetreo se intensifica. El día promete estar agitado, y más porque tradicionalmente los jueves es cuando los profes de secundaria arrean a sus alumnos para que invadan todos los rincones. Pero la cosa se anima, y qué bueno. Ya iba yo hartándome de que lo más entretenido fuera ir a verles el ombligo a las edecanes de McGraw-Hill. ¡O a la de Corona, que es la campeona de todas! Claro, es que ésta además tiene buena actitud: se pone para las fotos, saluda, regala chela...
Hoy, además, el programa está señalado por una cierta picardía que celebro. Lo primero es el tema de la mesa que reunirá a Juan Villoro, el periodista español Álex Grijelmo, el colombiano Daniel Samper Pizano (muy simpáticos ambos tres), y —qué se le va a hacer— Gonzalo Celorio: «¿Cómo chingados se usa el español?». Luego de eso pienso asomarme al segundo de los diálogos titulados «El sexo en la literatura y la literatura en el sexo» (sobre todo porque hoy la moderadora será Laura Barrera, la conductora de Ventana 22 que, por cierto, transmite en vivo desde el templete que hay en el pasillo principal: ahí me la he pasado diario, a las ocho de la noche). También es el día de Anabel Ochoa, pero ella me da miedo, lo mismo que Lydia Cacho y Gaby Vargas: las presentaciones de todas van a estar atestadas, de seguro. ¡Uy! Y además, en la inauguración de «Los Continentes de la Palabra» va a estar Margo Glantz, que igual me asusta... ¡Y Raquel Tibol! Mejor marqué una cosa que nomás dice «Playboy, 5to. Aniversario», a las 19:00 horas.
Pero la presentación estelar, para coronar este día candente, será —espero— la de Rubem Fonseca. El brasileño, sin duda, es uno de los pocos indispensables de este año, y habrá que aprovecharlo. Aunque esa escasez de grandes figuras a veces supone el riesgo de que, las que hay, terminen repitiéndose: el martes, cuando presentó su novela El viento de la luna, Antonio Muñoz Molina reconoció que lo preocupaba ver ya tantas caras conocidas escuchándolo. «Me da terror ponerme pesado», dijo, y eso que todavía le faltaba una aparición más. ¡Cómo los hacen desquitar el viaje! De cualquier modo, es una alegría que regrese Fonseca (el escritor; a su tocayo, el músico colombiano que toca hoy en la explanada, no tengo el gusto de conocerlo, pero igual me animo a quedarme esta noche. Sabe: como que ya me prendí).


Publicado en la columna «¿Tienes feria?», en el suplemento perFIL de Mural, el jueves 29 de noviembre de 2007.
Imprimir esto

2 comentarios:

Kurt C. dijo...
29 de noviembre de 2007, 11:59

A poco hoy empiezan los obligados alumnos, diablos...espero tener suerte y no toparme con harta gente.

Anónimo dijo...
29 de noviembre de 2007, 21:11

Ya era hora (de que te prendieras) an�mate, a�n quedan tres d�as.