Amén

En una zambullida en el sitio web del Congreso del Estado de Jalisco se pueden obtener datos como los siguientes: del 8 de septiembre de 2005 para acá (más de dos añitos), la Comisión de Cultura ha presentado siete iniciativas, de las que han resultado seis acuerdos y un decreto concluidos (es lo que arroja la consulta cuando se le pica donde dice «Estructura Orgánica» en el «Menú Principal», luego en «Comisiones», luego en «Iniciativas presentadas por esta Comisión» —la de Cultura—, y una vez ahí en «Reporte General»... más o menos así es la ruta, pero hay que fijarse bien, porque en un descuido uno puede ir a dar a la «Sección Infantil», donde salen unos como zombies —tipo los dibujitos de Mario Netas, pero en malhecho—, que dicen: «Hola cuate», así, sin coma, «quiero invitarte a que conozcas el Congreso de tu Estado que está en la ciudad de Guadalajara...»). Entre los acuerdos, por ejemplo, está éste, el 232, del 26 de abril del año en curso: «Acuerdo legislativo que autoriza a las citadas comisiones», la de Educación y la de Cultura, «la prórroga del plazo establecido en la Ley Orgánica del Poder Legislativo para la presentación y dictaminación de la iniciativa que declara benemérito ilustre de Jalisco a Guillermo González Camarena». 36 votos a favor, cero en contra, cero abstenciones. Estado: concluido.
La zambullida, desde luego, es recomendable que sea veloz, pues quién sabe cuáles puedan ser los efectos de pasar varios minutos en la poza cibernética de nuestros Diputados locales. Capaz que termina uno hablando como ellos. Conviene, sin embargo, asomarse para ver cómo trabajan y qué los preocupa, sobre todo ahora, que a los de la Comisión de Cultura tanto se los ha criticado por decidirse a distinguir al Cardenal Juan Sandoval Íñiguez (tío, no está de más recordarlo, del Diputado José Luis Íñiguez Gámez, presidente de la tal Comisión y mismo que recientemente quiso borrar el mural que le habían encargado al pintor Antonio Ramírez para el recinto legislativo). ¿Está mal que se apunten así los legisladores —en nombre de todos los jaliscienses— a la fiesta con que se celebró ayer al Purpurado en su natal Yahualica? Según como se vea, y desde luego —esa mala costumbre que nos quedó porque desde chiquitos aprendimos que en México vivíamos en un Estado laico— la reacción de la comunidad cultural ha ido de la reprobación a la consternación. Pero no se piense que la decisión se tomó así, a lo Borras: el Diputado perredista Carlos Manuel Orozco Santillán, vocal de la emprendedora Comisión, ha explicado que el Cardenal será homenajeado «no por ser un dirigente eclesiástico, ni por ser ministro de culto, sino porque es un personaje y un líder que ha promovido los valores y ha resguardado la tradición y la cultura, toda vez que la Iglesia es depositaria de un gran acervo de arte sacro y de edificios barrocos de gran valor patrimonial». Ah.
Nuestros Diputados trabajan. Poquito, y en nada que sirva. Pero trabajan. ¿Cuándo los vamos a homenajear?

Publicado en la columna «La menor importancia», en Mural, el viernes 21 de septiembre de 2007.
Imprimir esto

2 comentarios:

Anónimo dijo...
24 de septiembre de 2007, 8:32

No, pues su trabajo les cuesta pedir el favor a la secre o a algún cuate para el diseño del programita. Aunque la pregunta sería ¿Cuánto les vamos a aumentar?
Lo del cardenal merece un artículo aparte.

Kurt C. dijo...
28 de septiembre de 2007, 14:36

Que pena me da leer lo que hacen nuestros políticos...